BAÑO DE VINO

GRUPO AIRE nació hace 15 años en Sevilla, fruto del sueño de un grupo de inversores amigos que decidieron recuperar la antigua tradición del baño griego y romano e incorporar este concepto en edificios históricos reconstruidos.

Aire crea espacios y experiencias donde descansar el cuerpo y la mente aprovechando las milenarias tradiciones del agua y los contrastes de temperaturas como elemento relajante y de salud. Aire de Sevilla fue el primer centro y abrió en la calle del Aire, que dio nombre a todo el grupo. Se ubicó en una antigua casa palacio del siglo XVI que un adinerado indiano construyó sobre los cimientos de una ruinas romanas del siglo I DC (actualmente donde se ubica el flotarium). El edificio se rehabilitó por completo para poder albergar los baños.

Después vinieron Barcelona (2008), Almería (2011) y Nueva York (2012). Cada Aire es único, por ubicarse en un edificio singular cargado de historia y personalidad propia, pero todos comparten ese denominador común que es la búsqueda por crear un espacio de relajación, calma y serenidad en una experiencia para los sentidos.

Un ritual relajante en un entorno único

Sumérgete en una inmersión completa en las propiedades antioxidantes de la uva tinta de Ribera del Duero de la mano de nuestro nuevo Baño de Vino desarrollado en exclusiva para AIRE por ESDOR y Bodegas Matarromera.

Un maravilloso viaje de sensaciones de puro relax físico y mental que comienza con un recorrido termal por toda la casa pasando por distintas estancias con baños a diferentes temperaturas con estancias en el Hammam, el Baño de Mil Chorros, el Baño Caliente, Templado y Frío y el placer de abandonarse flotando en el Baño de Sal.

A continuación, recibirás un suave masaje corporal de 45 minutos para proseguir con el propio Baño de Vino, que tiene lugar en el brocal de un antiguo pozo veneciano de mármol.

La estancia en el Baño de Vino se acompaña de la degustación de una copa de tinto Matarromera y de un maravilloso masaje craneal con una mascarilla capilar ultra-hidrante que hará que volar tu mente mientras que tu piel se nutre de los beneficios de los polifenoles de la uva tinta de Ribera del Duero logrando un efecto purificante y tonificante dejando la piel suave, tersa y luminosa tras el tratamiento.

Una experiencia única avalada por los consumidores más exigente y la prensa más experimentada.